martes, 26 de febrero de 2019


Pronunciamiento del Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI) frente a la represión que está viviendo el pueblo Pemon de la Gran Sabana, Venezuela.
1.- El Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI) de la Universidad de Los Andes, repudia contundentemente los hechos de violencia que están ocurriendo en el territorio del pueblo Pemon, en la Gran Sabana del Estado Bolívar.

2.- Los derechos de los pueblos indígenas son reconocidos en distintos tratados internacionales (Convención 169 de la OIT y Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas entre otros), y  han sido ratificados por el Estado venezolano.

3.- Debido a lo anterior, todo lo que acontece en un territorio indígena debe ser autorizado por sus autoridades tradicionales, respetando los usos y costumbres de estos pueblos, tal y como lo señalan los instrumentos internacionales.

4.- Por tanto, como lo señala el artículo 30, numeral 2 de la Declaración de los Pueblos Indígenas: “Los Estados celebrarán consultas eficaces con los pueblos indígenas interesados, por los procedimientos apropiados y en particular por medio de sus instituciones representativas, antes de utilizar sus tierras o territorios para actividades militares”

Es así como frente a la espiral de violencia y represión de la cual está siendo víctima el pueblo Pemon de la Gran Sabana, el GTAI exige a las autoridades del Estado competente:

1.- El cese inmediato de la violencia en los territorios del pueblo Pemon de la Gran Sabana.

2.- La total y completa desmilitarización de algunas zonas de sus territorios ancestrales.

3.- El respeto a las autoridades tradicionales indígenas Pemon dentro y fuera de sus territorios.

4.- El cese al hostigamiento de los principales líderes indígenas y la no criminalización de sus luchas.

5. La conformación de una comisión con representación de las autoridades tradicionales indígenas, en particular del Consejo General de Caciques, para el esclarecimiento de los hechos respetando los mecanismos de resolución de conflictos de conformidad a sus usos y costumbres.

6,- Activación inmediata y reconocimiento de la jurisdicción especial indígena por parte del Estado venezolano.

En Mérida, Venezuela, a los 26 días del mes de febrero de 2019.
Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI) de la Universidad de Los Andes
Mérida- Venezuela


jueves, 5 de abril de 2018

El Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI) de la Universidad de Los Andes, ante la inevitable perdida del Dr. Ricardo Colmenares desea manifestar lo siguiente:

- El Dr. Ricardo Colmenares ha sido uno de los pioneros de los derechos indígenas en Venezuela.
- Su condición de profesor jubilado de la Universidad del Zulia y ex juez de la República le permitieron gozar de un gran prestigio en el ámbito académico y judicial.
- El Dr. Ricardo Colmenares siempre abogó por los más débiles y vulnerables siendo uno de los abogados defensores del Cacique Yukpa Sabino Romero de la Sierra de Perija.
- La ausencia del Dr Ricardo Colmenares en esta hora aciaga de derechos indígenas pendientes es una irreparable perdida para el movimiento indígena venezolano y para el mundo académico nacional.

En Mérida a los 5 días del mes de abril del 2018

lunes, 12 de marzo de 2018

Inicio de foros sobre el Primer Boletín “Desarmando el Arco Minero”.



El pasado 28 de febrero se realizó un conversatorio “Arco Minero del Orinoco: a dos años de la firma del decreto 2248” en Caracas por la Plataforma por la Nulidad del Arco Minero del Orinoco, en conjunto con el Centro de Estudios de la Realidad Latinoamericana. La misma reunió activistas e individuos interesados en los impactos que este mega proyecto acarrea.  Entre los destacados ponentes se encontraban el ingeniero metalúrgico Cesar Romero, la periodista e investigadora de la revista Sic del Centro Gumilla Minerva Vitti y el sociólogo Edgardo Lander, quienes de manera general, discutieron las nefastas consecuencias del proyecto en el territorio venezolano y la importancia de informar a la ciudadanía del mismo.
PROVEA hace una reseña de las intervenciones de los ponentes en el foro: César Romero advirtió sobre los impactos socioambientales que ha generado la explotación “artesanal” o a pequeña escala por parte de grupos mineros en el estado Bolívar.  Por su parte, el investigador social Edgardo Lander trató los significados amplios de lo que intenta el gobierno de Maduro con la firma del decreto 2248: generar condiciones favorables para la inversión de empresas multinacionales integrando a Venezuela en los territorios de extracción de mercancías no petroleras, profundizando el rentismo.
Finalmente, queremos hacer énfasis en la intervención de Minerva Vitti la cual versó sobre la situación de los pueblos indígenas y el impacto de la minería en sus vidas y hábitats, pues recalca que se ven forzados a desplazarse de sus territorios ancestrales, a incorporarse a veces de manera forzada a la actividad minera, sufriendo de epidemias de enfermedades tratables como el paludismo que llevan a morir a cientos de ellos, por la falta de respuesta de las autoridades.
En este sentido, Vitti puntualizó seis problemas de las comunidades indígenas entre los cuales figura uno que GTAI ha insistido permanentemente y el cual tiene preponderancia, que es el del incumplimiento por parte del Estado en la demarcación de los territorios indígenas. Como segundo problema la negación el derecho de consulta previa, libre e informada para la exploración y explotación minera en su territorio, específicamente para el Arco Minero del Orinoco.
Continúa con el tercer problema que asigna a la militarización de los territorios, la violación de DDHH y la presencia de grupos irregulares en las zonas de explotación minera.  Como cuarto problema, expone la inexistencia de centros de salud asistencial, medicamentos y alimentos, lo que ha llevado al desplazamiento e inmigración forzada de los grupos indígenas. Finalmente, planteó el problema de cómo la minería ilegal y los distintos actores que están inmersos han causado masacres, violación y secuestro de mujeres, tal y como lo han denunciado en repetidas ocasiones la organización de mujeres indígenas amazónicas Wanaaleru.
No obstante, al final de su intervención, Vitti intenta dar una pequeña luz ante el sombrío panorama al mencionar algunas de las importantes iniciativas de comunicación y difusión de información, que resultan cruciales para ayudar a palear y posteriormente solventar la situación de los indígenas no solo en Bolívar sino en Amazonas como la organización de los Wuaraos para informar y denunciar su situación a través de la radio Fe y Alegría. El Comité de DDHH tiene diecinueve años trabajando en La Guajira visibilizando por medios de comunicación lo que ocurre con los Wayúu, así como han ayudado en la creación de la Red de Comunicación Wayúu; y destacó la participación de una cineasta indígena en un Festival de Documentales en Ecuador. 
De manera que, gran parte de la solución a los problemas que están padeciendo las comunidades indígenas versan primero en la investigación y evidencia para su posterior visibilización y difusión. Esto último, es lo que permite lograr el conocimiento y la sensibilización de los mismos en la ciudadanía, pues tal situación nos afecta y concierne a todos.
 De igual forma, habría también que añadir la importancia de la enseñanza acerca de la difusión de información sobre sus derechos a las comunidades indígenas y cómo, denunciar su vulneración, a su vez que escuchar las alternativas y soluciones que planteen los mismos afectados para lograr trazar estrategias que atiendan a sus necesidades en un marco de respeto a su legado, patrimonio y singularidad cultural.
Este conversatorio fue el primero de una serie de foros, reuniones y conversatorios que se realizarán para difundir información y espacios de debates concernientes a las consecuencias del Arco Minero del Orinoco, así como el inicio de publicaciones informativas de análisis de la Plataforma contra el Arco Minero del Orinoco que saldrán periódicamente en la página web Aporrea y otras redes sociales.

Fuentes:
-           https://www.aporrea.org/contraloria/n321769.html
-           https://www.aporrea.org/actualidad/n321581.html
-           https://www.aporrea.org/actualidad/n321770.html
-           https://www.derechos.org.ve/actualidad/plataforma-contra-el-arco-minero-del-orinoco-presento-el-primer-boletin-desarmando-el-arco-minero

PDF del Primer Boletín “Desarmando el Arco Minero”:
-           https://www.derechos.org.ve/web/wp-content/uploads/boletin_amo_def.pdf

En memoria del Cacique Sabino Romero a los cinco (5) años de su asesinato



El 3 de marzo del 2018 se cumplieron 5 años de la muerte del líder indígena Yukpa Sabino Romero Izarra, asesinado injustamente en la lucha para lograr la demarcación de sus territorios. El Cacique siempre fue consecuente con su objetivo de defender los derechos de los Yukpa, en especial, el derecho al territorio que le garantiza a su pueblo la supervivencia de su cultura.
Sabino Romero fue un luchador que nunca se doblegó ante ningún poder, su objetivo era recuperar sus tierras ancestrales amparado en el artículo 119 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, decidiendo emprender su lucha al ver a los Yukpa muriendo por hambre, confinados en las montañas como resultado de la desigual política agraria de la década de los años 60.
El Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI) de la Universidad de Los Andes desarrolló en el año 2011 el Plan de Vida de su comunidad “Chaktapa”, como política de gestión territorial y como fundamento a la demarcación territorial. Con el Plan de Vida se buscaba dar una solución alternativa al tema de la demarcación que el Estado por su inacción, habría convertido en un derecho pendiente y en un tema de conflicto entre los actores de la zona.
El Cacique Sabino fue injustamente privado de libertad por 18 meses y luego liberado sin ninguna sentencia firme que declarara su inocencia un año antes de su asesinato. Sin embargo, quedó demostrado que el sistema de justicia indígena fue más eficaz en este caso, ya que al salir bajo fianza de prisión sería juzgado en sus tierras por sus autoridades tradicionales, concluyendo estas que Sabino era libre de toda culpa.
En su último año de la vida del Cacique se emprendieron distintas acciones para visibilizar la necesidad del pueblo Yukpa por recuperar sus tierras en las que el Estado al ser actor fundamental en la política de demarcación debía ser el principal protagonista.



Sabino fue amenazado por distintos actores que hacen vida en la Sierra de Perijá llegando su caso a ser tan emblemático que el ex Relator Especial para los Derechos de Pueblos Indígenas James Anaya, en las recomendaciones para el Estado venezolano, señalaba la importancia de la protección al Cacique. De igual manera, su hija Zenaida Romero asistiría en el año 2012 a la Comisión de Derechos Humanos a exponer el peligro en el que se encontraba su padre, apenas tres meses antes de Sabino perder la vida en manos de sicarios en la Sierra de Perijá.
En memoria de Sabino, a cinco años de su vil asesinato, el GTAI exige al Estado que:
1.- Se le brinde protección a la familia Romero Izarra quienes siguen siendo expuestos a la espiral de violencia que se desencadena en la Sierra de Perijá.
2.- Cese a la criminalización de los líderes indígenas que luchan por los derechos consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) y otras leyes internacionales en la materia.
3.- Se dé respuesta a los procesos de (auto) demarcación que ya han iniciado desde el año de 1999 distintos pueblos indígenas.
4.- Se paralicen los proyectos de explotación minera en zonas indígenas hasta tanto no se realice la consulta libre, previa, informada y de buena fe, tal y como lo señalan las normas internacionales suscritas por Venezuela.
5.- El Estado venezolano el cual de conformidad al Preámbulo de la Constitución se identifica como pluriétnico, con una Ministra Indígena y otras instituciones de gobierno que trabajan en torno a este tema, contribuyan realmente al interés de los indígenas y no los politicen y dividan internamente.

En Mérida, Venezuela a los 08 días del mes de marzo del 2018

 


Inacción del Estado ante envenenamiento por mercurio del pueblo de Nahua en Perú.


Los Nahua, un pueblo indígena amazónico que habita en las reservas Kugapakori, Nagua, Nanti, que forman parte de las reservas forestales al sudeste de Perú creadas específicamente para los indígenas en “aislamiento voluntario”, o en "contacto inicial", está siendo afectada por una epidemia de envenenamiento de mercurio, según un reporte filtrado por el diario  TheGuardian.El reporte titulado “Análisis de Situación de Salud del Pueblo Nahua de Santa Rosa de Serjali en la Reserva Territorial Kugapakori Nahua Nanti y Otros” fue el resultado de una investigación que se llevó a cabo por parte del Ministerio de Salud de Perú a raíz de que las autoridades fueran alertadas de la crisis que había generado el mercurio en los pueblos de Nahua en noviembre del 2014, cuando un bebé de seis meses fue internado en una clínica de Lima debido a una anemia severa. Allí se constató que la sangre del menor (y la de su mamá) estaban contaminadas con mercurio.
Pese a que se desconoce la causa de la contaminación por el mercurio, en el reporte se contemplan dos posibles explicaciones el consumo de pescado contaminado con mercurio y el proyecto de extracción Camisea, ubicado en Cusco, no obstante, no son determinantes puesto que implicarían una investigación más exhaustiva. Asimismo, las demandas de respuesta por parte del Estado han incluido también las realizadas por el congresista Marco Arana Zegarra,quien también preside la Comisión de Pueblos, Ambiente y Ecología. Él, en reiteradas ocasiones ha exhortado al Ministerio de Salud y al Viceministerio de Interculturalidad a ejecutar acciones inmediatas para proteger a los PIACI (Pueblos Indígenas en Aislamiento y Contacto Inicial) frente a la amenaza latente de las enfermedades y el contacto con foráneos, como lo reporta el portal de Servindi.

 
De la misma manera, Zegarra recordó que los PIACI han sido víctimas constantes de la intervención de terceros en sus territorios, lo cual ha originado el exterminio de sus habitantes. En este margen de ideas, también en 2016, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) acusó al gobierno peruano de “encubrir” la información y le demandó publicar el documento, sin éxito. “El 80% de la población Nahua está seriamente enferma”, dijo AIDESEP en uno de los seis reportes que le envió a las Naciones Unidas, urgiendo proteger a los Nahua del mercurio.


De manera que, la gravedad del asunto además de la urgente crisis en la que se encuentra el pueblo Nahua, a quienes el Estado tiene el imperante deber de proteger (Ley 28736), radica en que a pesar de que el mismo Estado fue quien propició y condujo la investigación para el reporte en 2015, haya decido no hacer nada –solo le indicaron al pueblo de Nahua que “se cuidaran y que no bebieran alcohol”, como reporta TheGuardian- para evitar más casos y que además, el Ministerio de Salud haya decidido no hacerlo público.


A pesar de que después de la publicación del reporte por parte de TheGuardian, el Ministerio de Salud aseguró que hay proyectos para solventar las crisis de salud en la zona para el 2018, como la instalación de un Comité de Vigilancia en Salud en la Comunidad Nativa en Contacto Inicial de Santa Rosa de Serjali, permitiendo una comunicación estrecha entre los servicios de salud y la comunidad, como expresa El Comercio, hasta la fecha, el pueblo de Nahua sigue padeciendo de esta epidemia, y sigue sumando víctimas. Asimismo, un habitante de la localidad de Nahua, quien prefirió el anonimato, le asegura a TheGuardian  que desde marzo de 2015, no han recibido visitas por parte de las autoridades competentes.


Se puede ampliar la información en los siguientes enlaces:


-         Ley para la Protección de Pueblos Indígenas u Originarios en Situación de Aislamiento y en Contacto Inicial. N° 28736



-         The Guardian: Remote Amazon tribe hit by mercury crisis, leaked report says:




-         Servindi: Marco Arana: mercurio en pueblo indígena Nahua evidencia escaso compromiso del Estado: https://www.servindi.org/actualidad-noticias/26/01/2018/marco-arana-mercurio-en-pueblo-indigena-nahua-evidencia-escaso

-          
-         El Comercio Perú: Etnia amazónica sufre envenenamiento por mercurio, según TheGuardian: https://elcomercio.pe/peru/etnia-amazonica-sufre-envenenamiento-mercurio-the-guardian-noticia-491943

-         El Comercio Perú: Minsa respondió sobre envenenamiento por mercurio en etnia Nahua:https://elcomercio.pe/peru/minsa-respondio-envenenamiento-mercurio-etnia-nahua-noticia-491993


-         El Comercio Perú: Camisea niega responsabilidad en contaminación de pueblo nahua:https://elcomercio.pe/peru/camisea-niega-responsabilidad-contaminacion-pueblo-nahua-noticia-492172


-         Aidesep: Nahuas están envenenados con mercurio en la Amazonía peruana:http://aidesep.org.pe/indigenas-aislados-estan-envenenados-con-mercurio-en-la-amazonia-peruana/

-          
-          El Espectador: Indígenas aislados están envenenados con mercurio en la Amazonía peruana: https://www.elespectador.com/noticias/salud/indigenas-aislados-estan-envenenados-con-mercurio-en-la-amazonia-peruana-articulo-735125

lunes, 19 de febrero de 2018

El VIH acaba con los indígenas Waraos en Venezuela

Créditos: Revista Sic del Centro Gumilla
En la comunidad indígena de San Francisco de Guayo, parroquia Padre Barral, municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro han fallecido 27 jóvenes presuntamente por complicaciones relacionadas con el VIH, asegura Jesús Jiménez, un médico Warao, quien a su vez, denuncia que las autoridades de salud de la región siguen sin dar cifras oficiales, ni se han pronunciado; sin embargo, varios médicos residentes que trabajan en estos pueblos indígenas han realizado informes alarmantes sobre los casos del VIH, pidiendo a sus superiores mayor atención para contrarrestar la propagación de la enfermedad, pero tampoco han sido tomados en cuenta, reseña la revista Sic del Centro Gumilla.

Según la BBC Mundo, la prevalencia del virus en Venezuela es de 0,6%, de acuerdo a las cifras de ONUSIDA y el hecho de que la presencia del virus entre los indígenas supere el número de personas que viven con VIH en el país, hace que la situación se catalogue como una epidemia.Y considerando que los Warao tienen menos de 50.000 integrantes (según los datos de un censo realizado en 2011 por el Instituto Nacional de Estadística), los efectos pueden ser devastadores."En este momento hay un desabastecimiento grave de 24 antirretrovirales y hay fallas con 20 más. La última compra de medicamentos para el VIH hecha por el Ministerio de Salud fue en enero de 2017", le dice a BBC Mundo Regina López, directora de ONUSIDA en Venezuela.

Asimismo, Flor Pujol, directora del Laboratorio de Virología Molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y una de las coordinadoras de un estudio acerca del caso de los Warao, le asegura a la BBC Mundo que se trata de“una situación alarmante por su magnitud. La prevalencia es muy elevada, similar a la que se vio en África al inicio de la epidemia en ese continente. Además, se ha transmitido con mucha rapidez".

Pujol añade en un estudio realizado en conjunto con el doctor Héctor Rangel del IVIC que "también es una situación excepcional porque siendo el VIH una enfermedad 'importada', nunca ha sido una condición que afecte a las poblaciones autóctonas latinoamericanas". Las dificultades logísticas deltratamiento, la disponibilidad, transporte, la privacidad es muy importante: que para tododiagnóstico de VIH se mantenga el anonimato y la privacidad, porque la comunidad ya haadquirido conciencia de que hay una enfermedad que está matando, y cuando saben que hayalguien tienden a excluirlo, entonces hay que mantener esto con muchísimo cuidado. Ausencia deexperiencia con tratamientos mayores a 6 meses, el tratamiento con VIH es de por vida, por lotanto hay que ubicar la noción de un tratamiento de por vida, porque si no cuando el individuo sesienta mejor, va a suspender el tratamiento y ahí es donde aparece la resistencia

En este sentido, reporta la organización KapeKape que San Francisco de Guayo es el epicentro del contagio de esta enfermedad. A pesar de las alertas enviadas por el personal médico que trabaja en esta localidad, la dirección de Salud en Delta Amacuro no ofrece cifras. La población Warao del sector conocido como La Ranchería, localizada en el centro de la comunidad, es la más afectada por extrañas muertes en jóvenes de entre los 15 y 30 años de edad, según el testimonio de Isabel Martínez, integrante de las hermanas Teresianas Capuchinas, con más de 50 años de convivencia con las familias indígenas.

Evidentemente, en vista de que entre la cultura Warao u otros pueblos y comunidades indígenas, no existe la idea del uso del preservativo, este método no forma parte de sus conocimientos y tecnología endógena, porque simplemente, las enfermedades como el VIH no son autóctonas de sus pueblos, la propagación de la misma se ha hecho inminente. Asimismo, dentro de su imaginario, no conocen la enfermedad ni cómo pueden prevenirla, se hace de crucial urgencia la actuación del Estado para frenar esta epidemia que está acabando con estas comunidades indígenas de manera despiadada.

Aunado a la crisis que vive el país, especialmente en los servicios de salud, no solo con la falta de medicamentos –según la Federación Farmacéutica Venezolana hay problemas con 85% de los productos-, el personal médico cada vez es más precario; parece ser que las comunidades indígenas son las más afectadas y más desatendidas por el Estado, a pesar de ser las más vulnerables. Como informa la organización KapeKape en distintos reportes, hay comunidades indígenas como Betania Topoco en Amazonas que reciben atención médica sólo cada siete días, así como otras comunidades indígenas que se trasladan a Amazonas en busca de tratamiento para el paludismo. Todo lo anterior sin mencionar el aumento de epidemias relacionadas a las actividades mineras en la zona, que el mismo Estado, en su deber de frenar para proteger el ambiente y el hábitat de los indígenas, promueve y extiende sin escrúpulos. De manera, que es menester alertar con más insistencia y contundencia a los organismos competentes del Estado para que tomen medidas e implementen las políticas de servicios para solventar esta emergencia.


En los siguientes enlaces se puede ampliar la información:

-          BBC. : http://www.bbc.com/mundo/noticias-42569300

-          Boletín de Población Indígena en Venezuela 2011. http://www.ine.gov.ve/documentos/SEN/menuSEN/pdf/subcomitedemografica/Indigena/BoletinPoblacionIndigena.pdf

-          Estudio: http://www.derechos.org.ve/pw/wp-content/uploads/VIH-Warao-FPujol-TRANSCRIPCI%C3%93N-1.pdf

-          KapeKape. El VIH SIDA continua golpeando a los Waraos:https://kape-kape.org/2017/09/24/el-vih-sida-continua-golpeando-a-los-waraos/

-          Revista Sic del Centro Gumilla. VIH sigue extendiéndose entre los Warao: http://revistasic.gumilla.org/2017/vih-sigue-extendiendose-entre-los-warao/

martes, 6 de febrero de 2018

GTAI participó en encuentros con organizaciones y autoridades legítimas de pueblos y comunidades indígenas de Amazonas



El Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas de la Universidad de Los Andes en visita al estado Indígena de Amazonas, fue parte de diversas actividades con representantes y líderes del movimiento indígena y los 19 pueblos originarios que habitan esta región venezolana, en las que sostuvo un intercambio de aprendizajes constructivo y conoció a fondo la situación actual en una agenda que incluyo talleres, reuniones y asambleas.



El aporte del GTAI en esta ocasión se centró en una labor formativa en referencia a cómo debe ser la interrelación entre el Derecho Propio/Indígena y el Derecho Positivo/Occidental, para ello el Director de este grupo académico, el Prof. Vladimir Aguilar Castro, impartió un Taller sobre Pluralismo Jurídico en Venezuela a más de 50 activistas y representantes de pueblos indígenas, donde expuso la necesidad de establecer las condiciones para generar un diálogo intercultural en igualdad de condiciones, que garantice el efectivo ejercicio de la Jurisdicción Especial Indígena, así como satisfaga las demandas en derechos territoriales y culturales contemplados en la CRBV y la LOPCI.