lunes, 19 de febrero de 2018

El VIH acaba con los indígenas Waraos en Venezuela

Créditos: Revista Gumilla
En la comunidad indígena de San Francisco de Guayo, parroquia Padre Barral, municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro han fallecido 27 jóvenes presuntamente por complicaciones relacionadas con el VIH, asegura Jesús Jiménez, un médico Warao, quien a su vez, denuncia que las autoridades de salud de la región siguen sin dar cifras oficiales, ni se han pronunciado; sin embargo, varios médicos residentes que trabajan en estos pueblos indígenas han realizado informes alarmantes sobre los casos del VIH, pidiendo a sus superiores mayor atención para contrarrestar la propagación de la enfermedad, pero tampoco han sido tomados en cuenta, reseña la revista del centro Gumilla.

Según la BBC Mundo, la prevalencia del virus en Venezuela es de 0,6%, de acuerdo a las cifras de ONUSIDA y el hecho de que la presencia del virus entre los indígenas supere el número de personas que viven con VIH en el país, hace que la situación se catalogue como una epidemia.Y considerando que los Warao tienen menos de 50.000 integrantes (según los datos de un censo realizado en 2011 por el Instituto Nacional de Estadística), los efectos pueden ser devastadores."En este momento hay un desabastecimiento grave de 24 antirretrovirales y hay fallas con 20 más. La última compra de medicamentos para el VIH hecha por el Ministerio de Salud fue en enero de 2017", le dice a BBC Mundo Regina López, directora de ONUSIDA en Venezuela.

Asimismo, Flor Pujol, directora del Laboratorio de Virología Molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y una de las coordinadoras de un estudio acerca del caso de los Warao, le asegura a la BBC Mundo que se trata de“una situación alarmante por su magnitud. La prevalencia es muy elevada, similar a la que se vio en África al inicio de la epidemia en ese continente. Además, se ha transmitido con mucha rapidez".

Pujol añade en un estudio realizado en conjunto con el doctor Héctor Rangel del IVIC que "también es una situación excepcional porque siendo el VIH una enfermedad 'importada', nunca ha sido una condición que afecte a las poblaciones autóctonas latinoamericanas". Las dificultades logísticas deltratamiento, la disponibilidad, transporte, la privacidad es muy importante: que para tododiagnóstico de VIH se mantenga el anonimato y la privacidad, porque la comunidad ya haadquirido conciencia de que hay una enfermedad que está matando, y cuando saben que hayalguien tienden a excluirlo, entonces hay que mantener esto con muchísimo cuidado. Ausencia deexperiencia con tratamientos mayores a 6 meses, el tratamiento con VIH es de por vida, por lotanto hay que ubicar la noción de un tratamiento de por vida, porque si no cuando el individuo sesienta mejor, va a suspender el tratamiento y ahí es donde aparece la resistencia

En este sentido, reporta la organización KapeKape que San Francisco de Guayo es el epicentro del contagio de esta enfermedad. A pesar de las alertas enviadas por el personal médico que trabaja en esta localidad, la dirección de Salud en Delta Amacuro no ofrece cifras. La población Warao del sector conocido como La Ranchería, localizada en el centro de la comunidad, es la más afectada por extrañas muertes en jóvenes de entre los 15 y 30 años de edad, según el testimonio de Isabel Martínez, integrante de las hermanas Teresianas Capuchinas, con más de 50 años de convivencia con las familias indígenas.

Evidentemente, en vista de que entre la cultura Warao u otros pueblos y comunidades indígenas, no existe la idea del uso del preservativo, este método no forma parte de sus conocimientos y tecnología endógena, porque simplemente, las enfermedades como el VIH no son autóctonas de sus pueblos, la propagación de la misma se ha hecho inminente. Asimismo, dentro de su imaginario, no conocen la enfermedad ni cómo pueden prevenirla, se hace de crucial urgencia la actuación del Estado para frenar esta epidemia que está acabando con estas comunidades indígenas de manera despiadada.

Aunado a la crisis que vive el país, especialmente en los servicios de salud, no solo con la falta de medicamentos –según la Federación Farmacéutica Venezolana hay problemas con 85% de los productos-, el personal médico cada vez es más precario; parece ser que las comunidades indígenas son las más afectadas y más desatendidas por el Estado, a pesar de ser las más vulnerables. Como informa la organización KapeKape en distintos reportes, hay comunidades indígenas como Betania Topoco en Amazonas que reciben atención médica sólo cada siete días, así como otras comunidades indígenas que se trasladan a Amazonas en busca de tratamiento para el paludismo. Todo lo anterior sin mencionar el aumento de epidemias relacionadas a las actividades mineras en la zona, que el mismo Estado, en su deber de frenar para proteger el ambiente y el hábitat de los indígenas, promueve y extiende sin escrúpulos. De manera, que es menester alertar con más insistencia y contundencia a los organismos competentes del Estado para que tomen medidas e implementen las políticas de servicios para solventar esta emergencia.


En los siguientes enlaces se puede ampliar la información:

-          BBC. : http://www.bbc.com/mundo/noticias-42569300

-          Boletín de Población Indígena en Venezuela 2011. http://www.ine.gov.ve/documentos/SEN/menuSEN/pdf/subcomitedemografica/Indigena/BoletinPoblacionIndigena.pdf

-          Estudio: http://www.derechos.org.ve/pw/wp-content/uploads/VIH-Warao-FPujol-TRANSCRIPCI%C3%93N-1.pdf

-          KapeKape. El VIH SIDA continua golpeando a los Waraos:https://kape-kape.org/2017/09/24/el-vih-sida-continua-golpeando-a-los-waraos/

-          Revista Gumilla. VIH sigue extendiéndose entre los Warao: http://revistasic.gumilla.org/2017/vih-sigue-extendiendose-entre-los-warao/

martes, 6 de febrero de 2018

GTAI participó en encuentros con organizaciones y autoridades legítimas de pueblos y comunidades indígenas de Amazonas



El Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas de la Universidad de Los Andes en visita al estado Indígena de Amazonas, fue parte de diversas actividades con representantes y líderes del movimiento indígena y los 19 pueblos originarios que habitan esta región venezolana, en las que sostuvo un intercambio de aprendizajes constructivo y conoció a fondo la situación actual en una agenda que incluyo talleres, reuniones y asambleas.



El aporte del GTAI en esta ocasión se centró en una labor formativa en referencia a cómo debe ser la interrelación entre el Derecho Propio/Indígena y el Derecho Positivo/Occidental, para ello el Director de este grupo académico, el Prof. Vladimir Aguilar Castro, impartió un Taller sobre Pluralismo Jurídico en Venezuela a más de 50 activistas y representantes de pueblos indígenas, donde expuso la necesidad de establecer las condiciones para generar un diálogo intercultural en igualdad de condiciones, que garantice el efectivo ejercicio de la Jurisdicción Especial Indígena, así como satisfaga las demandas en derechos territoriales y culturales contemplados en la CRBV y la LOPCI.


lunes, 5 de febrero de 2018

Grave situación de vulneración de DDHH e infracción al DIH dentro de la nación del Pueblo Barí por actores armados ilegales que hacen presencia en la región Catatumbo, Norte de Santander, zona Río de Oro


• Comunicado 004 - 2018 a la opinión pública nacional e internacional, en el marco de la Asamblea General del Pueblo Barí celebrada de la fecha 22 de enero al 04 de febrero 2018.

Las autoridades indígenas Barí presentes en territorio de Venezuela y Colombia, nos reunimos en desarrollo asamblea permanente de autoridades, en la comunidad de Ichirringdacayra, analizando en conjunto con la comunidad de Bokshí la actual situación de DDHH y DIH del pueblo Barí en la parte fronteriza a partir de los hechos cometidos por parte del actor armado ELN contra el pueblo Bari en zona fronterizo entre Colombia y Venezuela en Rio de Oro ocurridos en esta zona contra hermanos Bari de la comunidad de Bokshí, que nos permitimos informar en los siguientes hechos:

1. El día 20 de enero de 2018, aproximadamente a las 02:30 pm, mientras el cacique Castú, autoridad de la comunidad de Bokshí se transportaba río arriba por el Río de Oro, que es la frontera entre Venezuela y Colombia, en canoa junto a otros integrante de la comunidad, recibieron disparos de fusil por parte del ELN resultando 2 hermanos Barí heridos, siendo el Cacique Leonardo Castú el de mayor gravedad.

2. En un acto legítimo de resistencia y defensa de nuestro territorio y gente, el pueblo barí sin arma alguna, expulsó de su territorio a reconocidos militantes del ELN que habitaban casas a las orillas del Río de Oro. 

También, las guerreras mujeres de nuestro pueblo Barí destruyeron un campamento del ELN y rociaron con la sangre de nuestro hermano y cacique Leonardo Castú a los guerrilleros. El cacique hoy se recupera en Maracaibo Venezuela.

3. Frente a esta situación nos preocupa que los riesgos y amenazas contra la autonomía territorial, cultural y vida del pueblo Barí tienda a empeorar, sobre el contexto que se está presentando con los actores armados ilegales en contra de nuestro pueblo Bari en la región del Catatumbo, teniendo en cuenta que hay presencia de grupos armados ilegales como el ELN, el EPL entre otros nuevos actores que están llegando, incluida la Fuerza Pública de Colombia, que está en la zona. 

Estas graves agresiones incluyen la desarmonización de nuestro territorio con la ocupación por parte de actores armados y el levantamiento de campamentos.

4. Al día siguiente de los hechos denunciados, se emitieron pronunciamientos de organizaciones sociales sin que se tuviera conocimiento pleno de lo sucedido, razón por la cual se emite esta denuncia con elementos precisos de lo que sucedió.

5. Las Autoridades Tradicionales del pueblo Barí del lado colombiano solamente tuvimos conocimientos de estos hechos hacia el día 25 de enero, por encontrarnos en resguardo Motilón – Barí en desarrollo de nuestra Asamblea General, tomando la decisión apenas supimos, en un acto de protesta y para analizar qué hacer por esta grave agresión contra el pueblo Barí y su territorio, de declararnos en Asamblea Permanente, en la cual desarrollamos la Asamblea con autoridades del pueblo Barí de Venezuela en territorio de la Comunidad de BOKSHÍ hoy 02 de febrero, en solidaridad con nuestros hermanos y al final de la cual, definimos emitir la Declaración Del Bokshi emitida al final de esta denuncia.

Antecedentes de este hecho:

1. A la fecha ha habido 6 hermanos Barí asesinados por diferentes actores armados del conflicto colombiano, siendo ellos:

- Babidora Bobirishora, asesinados por ELN.

- Wilian Baquikarora, asesinado por organizaciones guerrilleras, sin determinar.

- Obed Dora, asesinados por paramilitares.

- German Aitrabana, milicias del ELN.

- Chochora Ayerchinkara, milicias del ELN.

- Aricbara Arrurimadora, desaparecida por ELN.

2. Al igual hay amenazas directas contra los lideres y autoridades de pueblo Bari como resalta el comunicado 03 del día 8 de noviembre del 2017, que permite evidenciar un incremento de estas desde el mes de octubre de 2017.

3. De esta misma manera lo resaltamos en el comunicado 02 emitido el 10 de febrero de 2017, donde advertimos la llegada de paramilitares a la región del Catatumbo en la vía que del corregimiento La Gabarra, municipio del Tibú, conduce a comunidades del pueblo Barí.

Por estos hechos denunciados, realizamos las siguientes exigencias:

Al ELN cesar sus actos contra el pueblo Barí denunciados en este pronunciamiento y salir del territorio ancestral Barí. En ese sentido, requerimos una reunión de suma urgencia para garantizar el ejercicio de la autonomía territorial y la armonización del pueblo Barí con su delegación de paz reunida en Quito, como también la del gobierno de Juan Manuel Santos.

A los demás actores armados legales e ilegales:

Salir del territorio ancestral Barí y en este sentido abandonar los campamentos que tienen en nuestro territorio. Como autoridades del pueblo Barí, somos conscientes que la militarización por parte del gobierno Colombiano, se realiza con el fin de garantizar el ingreso de las multinacionales a nuestro territorio, como viene ocurriendo desde la Concesión Barco de 1930, que es un hecho hito de la resistencia Barí a el saqueo y destrucción de nuestro territorio.

Hacemos un llamado a la Defensoría del Pueblo, Sistema General de Naciones Unidas ONU, al Sistema Interamericano de DDHH, a la Consejería Presidencial para los DDHH, a las cancillerías colombiana y venezolana, Ministerio del Interior de ambos países, a la Procuraduría General de La Nación para que realicen la verificación de estos hechos relatados en esta denuncia, invitándolos a que realicen un monitoreo permanente y poder elevar una alerta temprana a favor del pueblo Barí por lo sucedido. En ese sentido, ayudar para que se tomen acciones de estado positivas en favor de las comunidades Barí, que no sea la militarización de nuestro territorio.

A las organizaciones defensoras de Derechos Humanos del orden nacional e internacional, solidarias con los pueblos indígenas de Colombia, a la Comisión Nacional de DDHH de Pueblos Indígenas, emitir pronunciamientos de respaldo al pueblo Barí y las legítimas acciones de defensa de la autonomía territorial que se desarrollen como respuesta a ésta grave agresión contra los Barí, estando en alerta máxima por la situación que se puede generar en esta zona, por el ejercicio de control territorial que desarrollemos como autoridades propias del pueblo Barí de nuestro territorio, hoy perturbado y partido en dos por la frontera colombo – venezolana.

Asociación de Autoridades Tradicionales del Pueblo Bari – Ñatubaiyibari

Tibú, Norte de Santander
2 de febrero de 2018



sábado, 3 de febrero de 2018

Siete niños warao perdieron la vida en menos de 48 horas en el Delta


Kape-Kape. - Las muertes ocurrieron entre los días 24 y 27 de enero, en el municipio Antonio Díaz, parroquia Manuel Renauld. Específicamente en las comunidades de Mujabaina de Bonoina, Yarita y Kuarejoro de Guayo, y fueron el resultado de cuadros crónicos de diarrea, vómito y deshidratación. Todos los niños pertenecen al pueblo indígena warao, en edades comprendidas entre 1 y 3 años. En la comunidad Yarita, los niños fallecieron entre los días 26 y 27 producto de una aguda diarrea acompañada de vómitos y fiebre.
El día viernes 26 de enero, murieron dos niños de una misma familia en la comunidad de Kuarejoro. Los infantes fallecidos tenían siete meses y tres años respectivamente.
De acuerdo a los testimonios de los padres, “son varias muertes, los niños mueren sin remedios, primero le da diarrea con vómito y acompañado con fiebre que mata a los niños en pocos días” señala Antonio Campero.
Los ambulatorios más cercanos son las medicaturas de Nabasanuka y San Francisco de Guayo, en las parroquias Manuel Renauld y Padre Barral.
Según testimonios de los familiares, los padres acudieron a los ambulatorios, sin embargo le informaron que no contaban con medicina e insumos médicos “ni siquiera con una gasa para atender a los pacientes”.El día 28 de enero falleció sin atención médica una indígena de 65 años, en la comunidad de Bonoina, parroquia Manuel Renauld.En las comunidades visitadas: Manacal, Morichito, Kuarejoro, Yarita, Jerejisbanoko, Warowaro, Cuyubini y Bonoina, los padres indígenas alertaron sobre la presencia de tosferina entre la población warao, y que está atacando con mayor fuerza a los niños y jóvenes.La población afectada consume agua directa del río sin ningún tratamiento, no cuentan con redes de excretas, ni servicios básicos.El municipio Antonio Díaz es la localidad con mayor población indígena warao. De acuerdo al censo poblacional del 2011, cuenta con una población de 26.661 que pertenece a este pueblo.A la luz de esta cruda realidad que están viviendo los indígenas warao, especialmente quienes viven en las zonas más alejadas, Kapé Kapé enciende las alarmas para que el Estado propicie las medidas necesarias para poner fin a la mortandad y precarias condiciones de vida en las que viven estas comunidades.Sólo garantizando programas de salud tanto de emergencia, como preventivos y garantizando su continuidad podrá cambiar esta realidad que hace más evidente la brecha de inequidad entre las condiciones de salud de las poblaciones indígenas.

El equipo del Observatorio de Derechos Indígenas Kapé Kapé se hizo presente en las comunidades para constatar la veracidad de los hechos y recogió los argumentos y las pruebas fotográficas.

El Grupo de Trabajo Socioambiental de la Amazonía “Wataniba” impulsa en VENEZUELA el Corredor Ecológico Cultural Amazonas – Andes – Atlántico (AAA)




Wataniba. - Durante el año 2017, el Grupo de Trabajo Socioambiental de la Amazonía “Wataniba” ha asumido el impulso y la promoción en Venezuela del llamado “Corredor Ecológico Cultural Amazonas –  Andes – Atlántico” (AAA)propuesta que se maneja desde varios países y organizaciones de la cuenca amazónica. En tal sentido, durante los meses de octubre, noviembre y diciembre se realizaron varias reuniones y talleres con las organizaciones indígenas de la región, agrupadas en ORPIA y la Coordinadora de Organizaciones de Amazonas COIAM, para dar a conocer esta importante iniciativa, sus objetivos y alcances; así como la apertura de un debate sobre esta propuesta de protección integral (ambiental y sociocultural) de amplios territorios al norte del río Amazonas. En este sentido, en el ámbito de estos espacios de discusión se acordaron una serie de acciones para impulsar el “Corredor” en  el año 2018, entre instituciones públicas y privadas, organizaciones sociales, indígenas y ambientales, universidades y medios de comunicación, entre otras.
El Corredor Ecológico Cultural Andes Amazonas Atlántico (Corredor AAA) es una iniciativa macro-regional que busca ser una respuesta concreta de los países de la cuenca amazónica frente al cambio climático. Su objetivo principal es restaurar y mantener la conectividad ecosistémica de la región al norte del río Amazonas, salvaguardar la diversidad cultural y biológica y garantizar los servicios ambientales de la Amazonía, los cuales son indispensables para el bienestar local y regional, así como para la resiliencia del planeta.

AVANCES durante el 2017
·         Durante el 2017 la iniciativa logró alcanzar importantes objetivos relacionados con la consolidación de alianzas y grupos de trabajo entre las organizaciones sociales, ambientales e indígenas que operan como puntos focales del AAA; mayor reconocimiento de la iniciativa tanto a nivel regional como global e importantes avances con los gobiernos de la Cuenca, entre otros.
·         Wataniba es el Punto Focal de la iniciativa para Venezuela y lo va a impulsar junto a las organizaciones indígenas de la región desde diferentes espacios.
RETOS para Venezuela en el 2018
·         Dar a conocer la iniciativa a las instituciones del Estado y a la Sociedad Civil
·         Lograr que se comprenda la importancia de esta conectividad ecológica y cultural, especialmente atendiendo a las presiones por el fenómeno del cambio climático
·         Diseñar, en alianza con las organizaciones indígenas y con las instituciones públicas, iniciativas socio-económicas y culturales para la creación del Corredor como modelo alternativo de vida y bienestar
·         Buscar el compromiso de las instancias gubernamentales y del Estado en general, para la protección de este corredor ecológico y cultural a diferentes niveles (internacional, nacional, regional y local.

Se puede ampliar la información en:

http://www.wataniba.org/el-grupo-de-trabajo-socioambiental-de-la-amazonia-wataniba-impulsa-en-venezuela-el-corredor-ecologico-cultural-amazonas-andes-atlantico-aaa/

viernes, 2 de febrero de 2018

La paradoja entre la aprobación de la Ley del Régimen Tributario Especial para el Desarrollo Soberano del AMO y los derechos indígenas en Venezuela


El 27 de diciembre de 2017, la Asamblea Nacional Constituyente de la República Bolivariana de Venezuela, en sesión ordinaria, aprobó la Ley del Régimen Tributario Especial para el Desarrollo Soberano del Arco Minero del Orinoco, el cual, forma parte del Plan de la Patria 2013-2019, en aras de diversificar la economía rentista del petróleo. Esta Ley salió en Gaceta oficial Nº 41.310 del 29 de diciembre de 2017.
De acuerdo con las opiniones emitidas por el ministro para el Desarrollo “Minero Ecológico”, Victor Cano, en la sesión ordinaria del 27 de diciembre de 2017 de la Asamblea Nacional Constituyente: "el Arco Minero del Orinoco es parte esencial para diversificar la economía a partir de la minería, respetando y cuidando a la madre tierra, pero sobre todo se respetará a los pueblos indígenas, porque cualquier proyecto minero tendrá una consulta previa. Nosotros no vamos a destruir kilómetros, estamos reordenando kilómetros. Solo el 1,35% del territorio será explotado". No obstante, hasta la fecha, y tal como lo han destacado varios grupos que trabajan en esta temática, como el Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (ULA), PROVEA y Laboratorio de Paz, no se ha dado el proceso de consulta libre, previa, informada y de buena fe en las comunidades indígenas que resultan afectadas, violentando la normativa nacional e internacional que ampara a estas poblaciones (art. 120 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, art.11 de la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas, y Convenio C169 sobre los pueblos indígenas y tribales en países independientes de la OIT, 1989).
Es decir, no se ha consultado el proyecto, tal y como lo señala el espíritu de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las normativas internacionales sobre la materia, así mismo, esta ley no fue divulgada y tampoco el proyecto de Ley para el desarrollo del Arco Minero.
Entre una de las principales críticas que se le realiza a este proyecto «neoextractivo» en palabras de Gudynas, es que el mismo carece de un estudio de impacto ambiental y socio- cultural, violenta el Derecho al territorio de los pueblos indígenas, fundamental para su supervivencia e introduce nuevos patrones sociales (prostitución, alcoholismo, fragmentación territorial y cultural, nuevas dinámicas económicas que se fundamentan en el patrón-oro, entre otros.) que distorsionan sus –formas originarias de vida-.
Asimismo, desde el punto de vista ambiental, es insostenible el proyecto del arco minero. Ninguna política extractiva puede considerarse “ecológica” pues su naturaleza es agresiva y poco conciliadora con el ambiente. Dado que los pueblos indígenas están estrechamente relacionados con su territorio y hábitat, esto puede significar una suerte de ecocidio silencioso con altos costos ambientales y culturales para Venezuela.
Esta actividad que se lleva a cabo dentro de una  extensión territorial de 111.843 kilómetros cuadrados del estado Bolívar, amenaza la vida de al menos 15 comunidades indígenas como Pumé, Pemón, Kariña, Warao, entre otros; que se encuentran en la zona y, tal y como lo ha evidenciado el reportaje del arcominerodelorinoco.com, ha incrementado la delincuencia organizada en la zona sur del Estado Bolívar, donde se ha evidenciado una ausencia del aparato estatal y por ende, se ha establecido el control por parte de jefes de bandas criminales y pranes o “sindicatos”, convirtiendo la zona en un negocio minero ilegal y aniquilador de la vida y cultura de las comunidades indígenas.
Asimismo, pese a las aseveraciones por parte de los representantes del Gobierno de que este proyecto del Arco Minero del Orinoco representa un potencial de 1,6 billones de dólares, a casi dos años de su creación, no se han percibido realmente los ingresos adicionales que el gobierno tanto le ha asegurado a los ciudadanos, quienes en la actualidad atraviesan una de las peores crisis económicas, sociales y políticas nunca antes vistas por el país.

Se puede ampliar la información en los siguientes enlaces:

-    La ley del Régimen Tributario Especial para el Desarrollo Soberano del Arco Minero del Orinoco puede verse en:

-    Audiencia de las denuncias por parte del GTAI y PROVEA y Laboratorio de Paz sobre el Arco Minero del Orinoco en la OEA: https://www.youtube.com/watch?v=_9dt2rjLsCM



-    Informe de comunidades indígenas afectadas por el AMO:
-    Página del Arco Minero del Orinoco: http://arcominerodelorinoco.com/

-   Diario La Razón: el Arco Minero irrespeta los derechos ambientales indígenas y laborales. https://www.larazon.net/2016/11/arco-minero-irrespeta-los-derechos-ambientales-indigenas-y-laborales/

  El Nacional: ANC prepara proyecto ley para explotar el Arco Minero del Orinoco. http://www.el-nacional.com/noticias/gobierno/anc-prepara-proyecto-ley-para-explotar-arco-minero-del-orinoco_216944

lunes, 15 de enero de 2018

Aucan Huilcaman: “Al Papa le exigiremos ¡verdad y justicia para la Araucanía!”

El werken del Consejo de Todas las Tierras, adelantó detalles de la actividad que realizarán el próximo 17 de enero en el cerro Ñielol durante la estadía de Francisco en la Araucanía. “queremos que pida perdón y que impulse una indemnización por los crímenes cometidos en contra del pueblo Mapuche”, señaló.


Claudio Medrano

 “El perdón que ha manifestado la Iglesia Católica y la propia Presidenta ha sido una forma de omitir su responsabilidad institucional en el crimen de genocidio contra el pueblo Mapuche y eso resulta inaceptable”, afirmó el werken del Consejo de Todas las Tierras, Aucan Huilcaman, quien anunció que solicitarán al Papa que impulse una indemnización por los abusos que ha sufrido, durante la historia, este pueblo originario.